Apadrina

Apadrinamiento ¿Qué es?

Cuesta poco y ayudas mucho

Puede que seas amante de los animales, pero que no te hayas decidido a adoptar uno, por diversos motivos:

    • Ya tienes demasiados animales en casa, pero quieres ayudar a que otros encuentren un hogar como el tuyo.
    • Pasas mucho tiempo fuera de casa y no te puedes responsabilizar de sacarlo 3 veces al día y de cubrir sus necesidades afectivas.
    • Tus hijos quieren tener un animal, pero tú no estás convencido/a porque nunca has tenido uno, o piensas que es demasiada obligación.
    • Vives en un piso de alquiler y no puedes tener animales.
    • Vives con tus padres y éstos no quieren tener un animal en casa.
    • Eres alérgico al pelo de los animales.
    • Otros motivos...

El apadrinar un animal sería como si fuera tuyo, pero se quedaría con nosotros. Tu pagarías su mantenimiento (comida, asistencia veterinaria, etc.) y nosotros te lo cuidaríamos.

Apadrinarlo quiere decir que te conviertes en su padrino o madrina, el animal quedaría vinculado a ti mientras dure el apadrinamiento o hasta que sea adoptado. Puedes venir a verlo, puedes llamarnos para preguntar como está, e incluso te podemos mandar fotos. Queda claro que el fin del apadrinamiento es siempre transitorio, es decir, atender a sus necesidades vitales más inmediatas (comida y salud) hasta que encuentre un hogar. En ese caso, además de alegrarte por su suerte, tú tendrías derecho a seguir el apadrinamiento con otro animal que tú elijas.

Escribenos a protec.ibi@gmail.com y te informaremos de todo lo que quieras saber.